Seguinos en las redes sociales

Sobre el hogar

Quienes somos

Con amor, profesionalismo y tecnología, con lo que cada uno traemos, formamos una familia, un HOGAR en la clave de SAN CAMILO: con “corazón en las manos”, cuidándonos “como lo hace una tierna madre, con su único hijo enfermo”.

Quien visita SAN CAMILO percibe fácilmente que entre las personas que prestan sus servicios y quienes los reciben, se respira un genuino clima de amor, entrega y agradecimiento: ingredientes indispensables para que esta institución sea un HOGAR en el sentido más profundo de esta palabra.

El HOGAR recibe su nombre de San Camilo de Lelis, fundador de la Orden de los Ministros de los Enfermos, más conocidos como Religiosos Camilos.

Atenta a su carisma y a las necesidades sociales, la Orden tuvo la visión emprender este sueño, con el fin de plasmar los valores e ideales de su Fundador y de compartirlos con las personas que colaboran en el mismo proyecto. Fue fundado en octubre de 1978, en la localidad de Vagues, San Antonio de Areco, Provincia de Buenos Aires. Haciendo concreto el carisma de San Camilo, la misión del HOGAR es doble: por un lado, cuidar y, por el otro, enseñar a cuidar.

El Hogar cuenta con 75 plazas en las que alberga a personas que -a la fecha de su ingreso-, tengan entre TRES (3) y DIECIOCHO (18) años de edad, con discapacidades graves y severas, con alto nivel de dependencia y sin alternativa de sostén familiar.

Cuenta con un equipo interdisciplinar que brinda una atención y un cuidado de excelencia, cubriendo todas las necesidades de la persona que vive en el Hogar, de manera integral. Se cubren todas las facetas de su vida: Habitación, alimentos, vestimenta, asistencia médica, rehabilitación y de enfermería; se alimenta la vida espiritual, la formación, el esparcimiento, el mundo social y familiar.

Hay un equipo formado por aproximadamente sesenta cuidadoras, enfermeras profesionales en todos los turnos, cinco médicos (tres generalistas especializados en discapacidad, un neurólogo y un Psiquiatra), una psicóloga, una nutricionista, una trabajadora social, dos kinesiólogos fisioterapeutas, dos terapistas ocupacionales, una musicoterapeuta, una psicopedagoga y una fonoaudióloga.

Ante una necesidad médica concreta los residentes son derivados o atendidos en otros centros específicos, como los hospitales Garrahan y de Niños -Gutiérrez- (en CABA), Zervoni (San Antonio de Areco), Pergamino, Austral (Pilar), entre otros. Del mismo modo algunos asisten a la escuela o a sus trabajos, a talleres de esparcimiento o arte, para nombrar alguna de sus actividades habituales.

También contamos con personal de maestranza, de mantenimiento y del campo: poseemos un tambo propio que nos provee leche y derivados para el Hogar y cuando hay excedencias lo compartimos gratuitamente con otros centros asistenciales, como asilos de ancianos. Y también se produce en el Hogar parte de la carne que se consume.

El Hogar desarrolla su misión utilizando tecnología de punta. Ello podemos verlo en la sala de estimulación multisensorial de última generación, en el sistema de grúas eléctricas para el desplazamiento de los residentes en habitaciones, baños, gimnasio, etc., en el lavadero, en los sistemas de comunicación con el mundo externo.

La institución, sus trabajadores y colaboradores, estamos comprometidos con la promoción y humanización de la salud y, al mismo tiempo, estimulando un servicio asistencial y de acompañamiento de excelencia, promoviendo el mejoramiento continuo, e impulsando y fomentando la confianza de todos en el HOGAR.

"Cuiden a los enfermos como una tierna madre cuida a su único hijo enfermo"

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?